Faith No More: «The Real Thing» celebra 30 años desde su lanzamiento

Para aquellos que no conozcan a la banda o nunca hayan escuchado un tema de éste disco, y aunque me parezca una árdua tarea resumir en breves palabras el contenido de un álbum tan extenso como «The Real Thing«, creo que el adjetivo que más refleja el trabajo que encontramos aquí es «experimental«. ¿Experimental por qué? Os preguntaréis. Bueno, yo lo tildo de experimental tras la primera degustación. Seamos sinceros, es un álbum que de entrada puede sonar diferente, que además lo es, pero no es un álbum que pueda dejar indiferente a quien lo escuche.

Recuerdo mi primer contacto con la banda, que además fue con uno de los temas más conocidos del álbum que hoy nos ocupa. Fue hace varios años, en una de aquellas tardes de verano en las que me sentaba frente al ordenador devorando cualquier cosa nueva que pudiese llevarme al oído. Entiéndase como «nueva» toda música que no hubiese saboreado con
anterioridad, ese fue el caso de Faith No More. En mi canal de Youtube siempre aparecía alguna recomendación y como buen devorador, fui degustando las novedades que la plataforma me ofrecía, así que vi el videoclip de «Epic» y, tal como os lo cuento, mi vida ya no volvió a ser la misma desde ese momento.

Faith No More in New York City on September 14,1990. L-R Jim Martin, Roddy Bottum, Billy Gould, Mike Patton, Mike Bordin. (Photo by Ebet Roberts/Redferns)

Era un tema que había escuchado en la radio en varias ocasiones, aunque en aquella época aún no disponía de internet y lo más cerca que estaba de navegar por internet era alquilar un par de horas en un locutorio para fundirle la línea de internet y llenar mis lápices USB de música esperando a ser devorada. Escuché «Epic» y me llevé las manos a la cabeza ¿Cómo podía haber estado viviendo tanto tiempo sin aquello? ¿Cómo podía no conocer a una banda así pese a estar harto de tener discos suyos en la mano? Bien, a partir de ese momento, todo es historia. Escuché el álbum hasta que me lo aprendí de memoria y deseé fuertemente que viniesen a tocar a Barcelona, cosa que nunca sucedió.

Antes de nada, he de admitir que no soy gran seguidor del quinteto de San Francisco, únicamente he seguido sus primeros lanzamientos hasta el excelente «Angel Dust» y con el tiempo he aprendido a valorar el contenido de un «Album Of The Year» que en un principio se me antojaba algo inconsistente. Pese a no agradarme del todo su debut «We Care A Lot«, reconozco que «Introduce Yourself» me conquistó por completo en la primera escucha pero jamás sentiría lo que llegó a ocurrir con «The Real Thing«, el álbum del que hoy os quiero hablar.

¿Qué era tan atrayente de un tema como «Epic«? No podía catalogar un tema así, guitarras afiladas, buena rítmica, hip-hop, funk, algo de hardcore y un final como su propio nombre indica, épico. Así es como me imaginaba una banda que en mi adolescencia era capaz de transportarme a otros lugares que pocas bandas han hecho en mi vida. Pese a todo esto, nunca he sido gran seguidor de la banda y no he explorado la cantidad de EP y singles que se han ido publicando a lo largo de su irregular carrera.

El disco arranca con la fabulosa «From Out Of Nowhere«, un tema enérgico y cargado de buen rollo que los propios Helloween versionarían años más tarde en su «Metal Jukebox«. Si el tema inicial no os atrapa, no sufráis porque con cortes como «Epic«, «The Morning After» o «Surprise! You’re Dead!» ya os habréis encariñado por completo del álbum, un disco que encandila con su simple y colosal portada que a día de hoy sigo sin poder descifrar por horas que haya empleado en ello.

Por si fuera poco, el álbum cuenta con una cover de «War Pigs«, tema compuesto por Black Sabbath y que está totalmente recomendada.

Aunque no os pueda contar mucho más del álbum, os recomiendo encarecidamente que si aún no os habéis hecho con una copia física de semejante discazo, no dudéis en ir a comprarlo esta misma tarde, no os arrepentiréis.

Además, siempre tuve claro que sí algún día escribía un libro, sabía como tenía que acabar, y tenía que ser con «Epic» de fondo. Así pues, para los curiosos, el pasado año acabé mi debut literario «Eslabón Perdido«, en el que además de algunas referencias musicales hay alguna que otra sorpresa.

Podéis escuchar el álbum completo en Spotify:

Sobre Mario Marín 1024 Artículos
Melómano, cinéfilo y adicto a las letras. Me encantan los videojuegos, la ciencia ficción y el mundo cyber-punk. Soy fan de las letras desde que tengo uso de razón, amante del buen cine y seguidor acérrimo del buen rock.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*