Ultra Thrash, Folk y Hard Rock en estado puro: Airbourne se alza victorioso en la tercera jornada del Leyendas Del Rock 2019

Hoy os traemos el repaso de la tercera jornada del Leyendas Del Rock 2019, en el que ya pudimos disfrutar de entrada de los barceloneses Crisix, que se encargaron de abrir las actuaciones en el escenario principal con su thrash metal enérgico y contundente de marca propia. Juli y los suyos no defraudan en sus directos y la prueba está en el concierto que ofrecieron a primera hora de la tarde, donde los más valientes esperaban la apertura de puertas del festival a pleno sol para acudir a la obligada cita con los de Igualada.

Con toda la energía que habían acumulado en sus cuerpos tras haber girado por toda Europa durante los últimos meses, salieron a darlo todo golpeando con fuerza temas como “Bring’Em To The Pit”, “Get Out Of My Head”, la demoledora y divertida “Brutal Gadget”, “Conspiranoia” o la ya mítica “The Great Metal Motherfucker”.

Aunque Javi (batería de Crisix) no pudo acudir a la cita por problemas de salud, la banda se encargó de enviarle un emotivo saludo y desearle que se recuperase pronto.

Los maños Salduie fueron los primeros en actuar en el escenario Mark Reale como última incorporación al cartel tras haber movido la actuación de Beast In Black debido a la cancelación de Dee Snider por problemas ajenos a la organización.

Los de Zaragoza se encargaron de animar a los asistentes que a primera hora rehuían del sol con su folk metal enérgico y efectivo en el escenario Mark Reale, donde pudimos disfrutar de algunos temas de su más reciente lanzamiento, «Viros Veramos«, que vio la luz recientemente.

Nos deleitaron con temas como «Sedeisken«, «Los Fuegos De Belenus» y «Olindico«. Además contaron con la colaboración de Dani Nogués de Lèpoka en «Hidromiel«, con la que cerraron una actuación que no gozó de la mejor de las suertes debido a algunos problemas eléctricos aunque que la banda supo reponerse y continuar su actuación a capella, algo muy elogiable por su parte.

Uno de los platos fuertes del viernes eran los suecos Avatar, liderados por el carismático Johannes Eckerström. Habíamos podido verlos recientemente en el Rock Fest Barcelona 2019 y nos quedamos prendidos de su magia sobre las tablas. Su espectacular show no había aterrizado en Villena hasta ayer y desde luego, vino para quedarse.

Con una particular puesta en escena, calculada y milimetrada hasta el más mínimo detalle, los componentes fueron haciendo acto de presencia uno a uno para abrir con la efectiva “Hail The Apocalypse”. Eckerström irrumpió en escena en el momento exacto para golpearnos con su excelente voz.

Poco a poco fueron desgranando algunos de sus temas más queridos como “The Eagle Has Landed”, “A Statue Of The King”, “For The Swarm”, “Bloody Angel” o la calorífuga “Let It Burn”.

Se despidieron con “Smells Like A Freakshow”, tema que no falta en ninguno de sus directos y con la que acostumbran a despedirse. Los suecos volverán, estoy completamente seguro. Su éxito no hace más que crecer con cada uno de sus shows y la banda se siente más motivada que nunca.

Los vallecanos Bella Bestia hicieron acto de presencia en el escenario Mark Reale con puntualidad y mucha actitud tres años después de su último show en el festival, donde pusieron el escenario patas arriba con un heavy potente y muy resultón.

La banda, que lleva en activo desde su formación en 1983, está pasando por uno de sus mejores momentos y su complicidad sobre las tablas es envidiable. No faltaron grandes clásicos de la talla de “Rocanrolero” o la homónima “Bella Bestia”, aunque lo mejor lo dejaron para el final, despidiéndose por todo lo alto con “Un Puntapié En El Trasero”.

Los neerlandeses Delain, capitaneados por la excepcional Charlotte Wessels y el magnífico Martijn Westerholt, ofrecieron uno de los shows más sólidos de la velada con su perfecta mezcla de metal sinfónico y metal gótico que encandiló a los asistentes más acérrimos gracias al surtido de temas con los que deleitaron a su ansiado público.

Contaron con la colaboración de George Oosthoek, más conocido por ser el vocalista de Orphanage y MaYaN, que aportó su especial voz en “Hands Of Gold” y “Pristine”, temas con los que abrieron y cerraron el show, respectivamente.

La banda interpretó temas como los que hemos mencionado anteriormente junto a “Fire With Fire” o “Suckerpunch”, de su más reciente álbum “Moonbathers” (2016), pero también tuvo tiempo de descargar temas como “Don’t Let Go” y “Here Comes The Vultures”, ambos de “The Human Contradiction” (2014), su anterior trabajo de estudio.

Los avileses Dünedain de Tony Delgado, más conocido como Tony Dünedain, venían presentando “Memento Mori”, su más reciente álbum de estudio publicado hace escasos dos meses en el festival Z! Live Rock Fest 2019.

La banda está formada actualmente por el propio Tony Dünedain a la guitarra y voz, Carlos Sanz también se encarga de los micrófonos, Miguel Arias se encarga de la batería, Alberto P. Velasco del bajo y Mariano Sánchez de la guitarra rítmica.

Dünedain lleva en activo desde 2004, por lo que su recorrido ha sido amplio y es algo que se aprecia en su directo, donde la banda se muestra más que segura de sí misma. El hecho de llevar tantos años en la carretera les ha aportado la madurez suficiente para demostrar que su propuesta es sólida y, tal como pudimos apreciar en el escenario Mark Reale, reúne a una cantidad enorme de seguidores del quinteto avilés.

Los suizos Eluveitie se presentaron sobre el escenario principal con la breve introducción de “Ategnatos”, su último y más reciente álbum de estudio que ha visto la luz recientemente a través del sello Nuclear Blast. El conjunto llevaba sin aparecer por el Leyendas desde la decimosegunda edición del festival, celebrado en 2016, donde aún presentaban temas de “Origins”, publicado en 2014.

Con dos nuevos discos de estudio desde entonces, la banda hizo especial hincapié en el reciente “Ategnatos”, dejando lugar a algunos temas de “Evocation II: Pantheon” y alguno del ya mencionado “Origins”.

La banda se muestra en plena forma y tras algunos cambios de formación parece que ahora han encontrado a los miembros definitivos. La química entre sus integrantes queda patente desde el momento en que saltan a la palestra, lo que hace de su show un espectáculo muy entretenido y de gran calidad. El hecho de poder escuchar auténticas bellezas como “The Call Of The Mountains”, “Havoc” o “King” junto a temas más nuevos como “Ategnatos” o “Ambiramus” o “Worship” es lo que hacen de sus conciertos algo especial, mágico.

La banda está formada actualmente por el multi-instrumentista y vocalista principal Chrigel Glanzmann, Kay Brem al bajo, Rafael Salzmann y Jonas Wolf a las guitarras, Alain Ackermann a la batería, Matteo Sisti a la gaita y whistles, Nicole Asperger al violín y voces adicionales, Michalina Malisz a la zanfona y Fabienne Erni a la harpa céltica y voces limpias.

La banda regresa a nuestro país dentro de algunos meses junto a Lacuna Coil e Infected Rain.

En el escenario pequeño, el Mark Reale, nos esperaban los gerundenses Morphium, una de las propuestas más interesantes de nuestra tierra que tras casi quince años en la escena y con tres discos a sus espaldas se estrenaba en el festival Leyendas Del Rock con gran energía y mucho desparpajo sobre las tablas.

La banda está formada actualmente por Eugen Chupaka al bajo, Max Kabraz y Victor Lestat a las guitarras, Mori Kodax a la batería, Lur Mei a los teclados y Alex Bace al micrófono.

Basaron su setlist en su último álbum de estudio, “The Blackout”, del que cayeron siete de los doce temas que componen el álbum como “Made Of Scars”, “All You Are”, “Point Of No Return”, “You’d Rather Be Blind”, “Victim Of Your Shame”, “What Lies Behind Words” y “Mud For My Thirst”, temas en los que predomina la propuesta salvaje de los gerundenses en los que podemos encontrar todo tipo de influencias, algo que dificulta el poder catalogar un proyecto con mucha personalidad y de una calidad superior.

Pusieron punto y final a su actuación con “Insorcism” y “Everybody Is Dead In this House”, dos nuevos temas que forman parte de su próximo trabajo de estudio, un disco que esperamos con muchas ganas.

En el escenario principal nos esperaban los festivos Beast In Black, otra de las propuestas más interesantes del cartel que se forma en 2015 tras la salida del guitarrista Anton Kabanen de Battle Beast.

Los fineses, liderados por el superlativo Yannis Papadopoulos, dieron uno de los mejores conciertos de los que pudimos disfrutar en esta tercera jornada del festival alicantino gracias a su power metal enérgico y festivo a base de cortes como «Cry Out For A Hero«, «Sweet True Lies«, la homónima «Beast In Black» o la celebrada «Unlimited Sin«.

Su propuesta, aunque no destaque por la originalidad, fue recibida con muchas ganas por parte de un respetable animado y bien despierto que ansiaba devorar cada una de las bandas que apareciesen por los escenarios del Leyendas Del Rock.

Terminaron su majestuosa actuación con «End Of The World«, tema perteneciente a su álbum debut, «Berserker«.

Los holandeses Pestilence nos trajeron su death metal de la vieja escuela de la mano de su seminal y aclamado segundo álbum, «Consuming Impulse«, un álbum atemporal que vio la luz en 1989 y con el que han girado este año celebrando el treinta aniversario de su lanzamiento.

La banda, liderada por Patrick Mameli, único miembro original del cuarteto, nos presentó a unos renovados Pestilence que, lejos del éxito que hayan obtenido con el resto de lanzamientos a lo largo de su carrera, sigue dando mucho juego sobre el escenario.

La banda no se mostró compasiva en ningún momento, descargando cañonazos como «Dehydrated«, «Out Of The Body» o «The Trauma» del álbum ya mencionado así como algunos clásicos de su tercer disco, «Testimony Of The Ancients» (1991), entregándonos temas rápidos y contundentes como «The Secrecies Of Horror» o «Twisted Truth«.

A Patrick Mameli le acompañan Septimiu Hărşan a la batería, Edward Negrea al bajo y el guitarrista Rutger Van Noordenburg, última incorporación a las filas de los holandeses.

Llegó por fin el turno de los australianos Airbourne, segundo cabeza de cartel del festival y a la vez, uno de los más esperados de la jornada. Previa a su actuación animaron el ambiente con temas de puro hard rock, animando a un público cada vez más desesperado por ver a Joel O’Keeffe y compañía en acción.

Poco a poco se fue caldeando el ambiente y los australianos fueron animando a los asistentes desde el backstage con algunos riff de guitarra. La espera se hizo algo larga pero mereció la pena. Las luces se apagaron y empezó a sonar el tema principal de «Terminator 2 – El Juicio Final«.

Con esta espectacular introducción arrancaron un apoteósico concierto a base de cañonazos atronadores como «Ready To Rock«, «Heartbreaker«, «Breakin’ Outta Hell«, «Live It Up» o «Raise The Flag«.

Durante hora y media dejaron constancia de su energía sobre el escenario recorriéndolo de punta a punta en innumerables ocasiones, saltando y bailando como si esa fuese la última noche en la Tierra. O’Keeffe bajó al foso, saltó la valla y navegó entre la multitud de asistentes guitarra en mano y explotando latas de cerveza contra su cabeza, uno de sus sellos de identidad.

Además de sus grandes clásicos nos dejaron escuchar «Boneshaker«, tema que formará parte de su próximo álbum de estudio con el que nos estarán visitando en octubre junto a Supersuckers.

La banda estiró su actuación cuanto pudo, llegando incluso a retrasar la de WarCry, que daba comienzo minutos después en el escenario adyacente.

La banda se despidió por todo lo alto con una celebradísima «Runnin’ Wild«, uno de los temas más icónicos de su discografía y que da título a su álbum debut de 2007. La banda tuvo tiempo de repasar su material más conocido en la hora y media que duró su actuación, dejando caer material de «No Guts. No Glory» (2010), «Black Dog Barking» (2013) y «Breakin’ Outta Hell» (2016).

En el escenario Mark Reale actuaba MaYaN, un proyecto musical formado por algunos músicos de Epica, Delain, After Forever y otras bandas conocidas en la que practican un metal sinfónico más orientado al death metal con algunas pinceladas de power metal.

La banda está formada actualmente por Ariën Van Weesenbeek a la batería, Frank Schiphorst y Merel Bechtold a las guitarra, Mark Jansen a las voces guturales, Laura Macrì como vocalista soprano, Roel Käller al bajo, George Oosthoek a las voces guturales, Marcela Bovio como voz soprano y el recientemente incorporado Adam Denlinger, que se encarga de las voces limpias.

MaYaN centró su actuación en «Dhyana«, su más reciente álbum de estudio que vio la luz en septiembre de 2018 a través de Nuclear Blast. Interpretaron temas como «Saints Don’t Die«, «The Flaming Rage Of God» o «The Power Process» para acabar su actuación con una potente «Bite The Bullet«.

Desgraciadamente nos quedamos sin cámara a partir de este momento, por lo que las fotografías que encontraréis a partir de este momento son las proporcionadas por el propio festival, que podéis ver en su Facebook oficial.

WarCry es otra de las apuestas seguras del festival, una banda que pese a los comentarios negativos que se pueden leer en la página del festival cuando se confirma su presencia en el cartel siempre reúne a una legión de seguidores, algo que pocas bandas de su nivel son capaces de conseguir a día de hoy.

Los asturianos ya cuentan en su poder con nueve álbumes de estudio y una enorme colección de inmortales temas como «Así Soy«, «Un lugar Sin Dios«, «Alma De Conquistador» o «Rebelde«, temas que nunca faltan en sus directos y que, sin duda, son de las favoritas de sus seguidores.

La banda dedicó su actuación a repasar algunos de sus discos más emblemáticos como «El Sello De Los Tiempos«, «Alfa» o su homónimo «WarCry«, aunque también tuvieron tiempo para deleitarnos con algunos temas de su último trabajo de estudio, «Donde El Silencio Se Rompió…«.

Víctor García, vocalista del quinteto asturiano, sigue demostrando que su enorme voz no pierde un ápice de calidad y que es una de las más queridas del metal nacional por propios méritos, algo que solo hay que ver en directo para cerciorarse de su nivel.

Los amantes del death metal tenían otra cita obligatoria en el escenario Mark Reale de la mano de Unleashed. Los suecos llevaban más de diez años sin visitar nuestro país y aprovecharon la ocasión para presentar «The Hunt For White Christ«, su más reciente álbum de estudio.

La banda, actualmente formada por Tomas Olsson y Fredrik Folkare a las guitarras, Johnny Hedlund al bajo y la voz y Anders Schultz a la batería, dio un repaso a sus discos más recientes, aunque hubo tiempo para recordar su seminal debut, «Where No Life Dwells«, de 1991.

Los suecos dejaron caer algunos clásicos como «Into Glory Ride«, «Dead Forever» o «The Dark One» junto a otros temas más nuevos como «Lead Us Into War«, «Don’t Want To Be Born» o «Stand Your Ground«.

Otras de las bandas más esperadas eran los pamploneses Koma, que anoche pisaban por primera vez el escenario del Leyendas Del Rock y lo hizo a lo grande con su particular metal alternativo y mucha destreza sobre las tablas.

Aunque han estado un tiempo separados, la banda regresó en 2018 para continuar con su contienda musical, formando parte de varios festivales desde su regreso. Temas como «Jipi«, «Deprimido Singular«, «Bienvenidos A Degüelto» o «Sakeo» sonaron de lujo gracias a una gran producción y un sonido muy trabajado, aunque el horario de su actuación no ayudó, ya que muchos asistentes ya estaban exhaustos y se mantuvieron algo fríos.

En el Mark Reale nos esperaban los castellonenses Dry River, que tras casi quince años en la brecha siguen cosechando éxitos gracias a discos como «Quien Tenga Algo Que Decir… Que Calle Para Siempre» o su más reciente «2038«, con el que nos deleitaron en esta última ocasión en el escenario pequeño.

Aunque su propuesta es algo difícil de categorizar, su estilo es capaz de mezclar varios elementos del metal progresivo y otros géneros para darles su propio sonido, algo que pocas bandas con capaces de conseguir con tanta efectividad como lo hace Dry River. Nos sorprendió gratamente con su álbum debut, pero es que «2038» ha superado con creces las expectativas y ha supuesto una evolución lógica para la banda que les ha situado como una de las más prometedoras de nuestro país.

Temas como «Fundido A Negro«, «Traspasa Mi Piel«, «Rómpelo«, «Irresistible» o «Me Va A Faltar El Aire» son de esos que nunca deberían faltar en su directo y que funcionan a las mil maravillas. La banda se aventuró también con un medley de temas progresivos, que hizo de su actuación algo mágico.

Pero no se trata únicamente de los temas que componen el setlist, sino de la actitud de sus miembros, que hacen de su directo un viaje mágico, como ya han demostrado en estudio, pero elevado al máximo exponente.

Aunque habíamos tenido la oportunidad de ver a Saurom hace escasos meses en su paso por Barcelona, nunca está de más pasarse por uno de sus amenos conciertos para disfrutar como un enano con su festivo folk metal y los dicharacheros monólogos de Miguel A. Franco, su magnífico líder y vocalista, que tiene una de las voces más increíbles del género en nuestro país.

La banda ha formado parte de casi todas las ediciones del Leyendas Del Rock desde su primera actuación en 2010, faltando únicamente en una de las ediciones. Los de Cádiz nunca fallan en directo y es una de esas bandas que nunca está de más ver, porque además de disfrutar de su música, te lo pasas bien.

Esta vez, como todas las anteriores, utilizaron todos los recursos de que disponen para ofrecer un concierto enérgico y ameno, dando un repaso a su extensa discografía, donde no faltaron grandes clásicos de «JuglarMetal«, «Legado De Juglares» o «Vida«, interpretando temas como «El Laberinto De Los Secretos«, «El Arquero Del Rey«, «Sandra«, «Sueños Perdidos«, «La Música Y El Espíritu» o «La Mujer Dormida«.

Los locales Uzzuhaïa se encargaron de cerrar la noche en el escenario Mark Reale con su particular rock and roll con toques de stoner rock con el que nos han deleitado durante estos últimos años con grandes discos como «Santos & Diablos«, «Destino Perdición» o «13 Veces Por Minuto«.

La banda, formada por Israel Ferrer y Alex a las guitarras, José Luis García a la batería, Pablo Monteagudo a la voz y Álvaro Monteagudo al bajo, dieron rienda suelta a temas como «Magnífico Fracasado«, «Blanco Y Negro«, «Una Historia Que Contar» o la homónima «13 Veces Por Minuto«, finalizando su actuación con «Nuestra Revolución«.

Texto: Mario Marín y Sara Martín.
Fotografías: Sara Martín.


Hoy nos espera una gran jornada con Avantasia, Apocalyptica, Hammerfall, Rata Blanca, Deicide, Gloryhammer, Saratoga, Metal Church y Lujuria en el escenario principal y Candlemass, Decapitated, Brainstorm, Nervosa, Badana, Mind Driller, Hitten y Diabólica en el escenario Mark Reale.

En el Camping Stage podremos disfrutar de Incursed y Daeria.

Camping Stage:

14:00 – 14:40 Incursed
15:00 – 15:40 Daeria

Escenarios principales:

16:30 – 17:30 Saratoga
17:35 – 18:35 Metal Church
18:40 – 19:40 Gloryhammer
19:50 – 21:00 Hammerfall
21:10 – 22:20 Apocalyptica
22:30 – 00:30 Avantasia
00:35 – 01:35 Deicide
01:40 – 02:50 Rata Blanca
02:50 – 04:00 Lujuria

Escenario Mark Reale:

16:50 – 17:40 Mind Driller
18:05 – 18:55 Hitten
19:20 – 20:10 Badana
20:35 – 21:25 Nervosa
21:50 – 22:40 Candlemass
23:05 – 00:05 Decapitated
00:30 – 01:30 Brainstorm
01:55 – 03:00 Diabólica

Síguenos y comparte en las redes sociales:
error0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido por derechos de autor. Si lo deseas, puedes solicitar a nuestro administrador una copia del contenido que necesites descargar. Gracias.