La magia de Avantasia se apodera de Villena: Resumen de la última jornada del Leyendas Del Rock 2019

Tras tres intensos días de Leyendas Del Rock, el sábado era el momento de entregarse al máximo en una jornada que prometía un cartel cargado de grandes bandas y mucha, mucha tralla.

Saratoga eran los encargados de abrir la última jornada del festival con su heavy metal clásico de la mano de Niko Del Hierro y Jero Ramiro. El cuarteto de Fuenlabrada venía presentando «Aeternus«, su más reciente álbum de estudio que vio la luz en noviembre de 2018 a través de Maldito Records.

Los de Jero Ramiro nunca fallan en directo y saben entregarle a su querido público lo que pide. Pese a interpretar varios temas de su más reciente lanzamiento, la banda no se olvida de sus clásicos como «Las Puertas Del Cielo» o «A Morir«, aunque saben combinar la magia de sus temas más añejos con otros más actuales como «Acuérdate De Mi«, «Una Vez Fuimos Héroes» o «Como El Viento«.

Actuar a primera hora suele ser un arma de doble filo debido a la problemática que se le suma cuando el calor es tan exagerado como lo ha sido a lo largo del festival, pero sus valientes seguidores no dejan de lado a los madrileños y les acompañan en todo momento, incluso cuando el tiempo no es el más adecuado y el horario no esta de su parte.

En el escenario Mark Reale le llegaba el turno a Mind Driller, que se encargaban de abrir los conciertos en el escenario pequeño del Leyendas. Con su metal industrial y una puesta en escena muy trabajada salieron al escenario con «Ritual«, primer corte del show que forma parte de «Involution«, su disco más reciente.

Los valencianos, que llevan en activo desde 2011, nos deleitaron con temas de toda su discografía, alternando los nuevos cortes de su más reciente álbum con temas de su debut, «Red Industrial» (2012) y «Zirkus» (2015).

Con un espectacular show y muchas ganas de desmontar el escenario del Leyendas fueron desgranando un setlist con temas como «M4N1KÍ«, «Escape«, «The Game» o «Psycho«, para dar final a su actuación con «Rotten» e «Ich Bin Anders!«.

Esta ha sido la primera visita de los valencianos al festival y se han marchado bien airosos, con una propuesta que ha encandilado a los que han descubierto a la banda en el festival y ha encantado a los ya seguidores de Mind Driller.

En el escenario principal nos recibían los californianos Metal Church en su primera visita al festival alicantino. La banda se encuentra en buena forma tras el regreso de Mike Howe, vocalista con el que grabaron algunos de los discos más icónicos de la banda como «Blessing In Disguise» , «The Human Factor» o «Hanging In The Balance«.

Desde su regreso han publicado dos discos de estudio, «XI» de 2016 y el reciente «Damned If You Do«, de 2018, con el que se han presentado en el festival.

Pese a no gozar del mejor sonido, los californianos intentaron ofrecer un show entretenido en el que no escogieron el mejor de los setlist, dejándose grandes temas en el tintero, ofreciendo únicamente unos pobres «Fake Healer» y «Badlands» de su «Blessing In Disguise» o «Beyond The Black» de su homónimo debut.

De su nuevo álbum cayeron dos temas, «By The Numbers» y la homónima «Damned If You Do«, dos temas que pasaron sin pena ni gloria y que, sin duda, nos dejaron con ganas de algunos clásicos como «Ton Of Bricks» o «Watch The Children Pray«.

Los renovados Hitten, que ya habían actuado en el Leyendas Del Rock 2017, nos presentaban a Alexx Panza su nuevo vocalista, con el que han grabado «Twist Of Fate«, su último álbum de estudio que vio la luz en octubre de 2018 y con el que salían a defender el escenario Mark Reale durante la actuación de Metal Church.

El quinteto murciano, que ha puesto a la venta un álbum sólido como «Twist Of Fate«, no se corto en presentar su nuevo disco con un buen puñado de temas extraídos de su nuevo disco como «Take It All«, «Rockin’ Out The City«, la homónima «Twist Of Fate«, «Final Warning» o «In The Heat Of The Night«.

Su espectacular heavy metal de la vieja escuela hizo vibrar la carpa del Mark Reale con unas afiladas guitarras y una actitud rompedora, algo que el público agradeció pese a la alta temperatura que se concentraba a esas horas de la tarde.

Aunque el quinteto se centró en su nuevo disco, tuvieron tiempo para rescatar algunos temas de sus primeros lanzamientos como «Liar«, «Ladykiller» o «Endless Race«, dando por finalizado su enérgico show con «State Of Shock«.

Tras la actuación de los californianos en el escenario principal, era el turno de los británicos Gloryhammer, proyecto de Christopher Bowes (Alestorm) que mezcla el power metal sinfónico común con la ciencia ficción creando una atmósfera muy peculiar que atrae a una gran cantidad de asistentes más jóvenes, que se decantan por este tipo de proyectos más accesibles.

El quinteto apareció sin Bowes a los teclados, algo que parece ser algo común pero que se antoja algo extraño debido a la presencia del susodicho en el festival un par de jornadas atrás. En su lugar cuentan con el teclista Michael Barber, que se encarga de suplir a Bowes en directo.

Aunque la banda cuenta en su poder con tres discos de estudio, la banda se centró en sus dos trabajos más recientes, «Space 1992: Rise Of The Chaos Wizards» de 2015 y el recién estrenado «Legends From Beyond The Galactic Terrorvortex«. De su debut cayeron «Angus McFife» y «The Unicorn Invasion Of Dundee«, aunque algunos de los temas más celebrados fueron «Gloryhammer«, «Goblin King Of The Darkstorm Galaxy«, «The Land Of Unicorns«, «The Hollywood Hootsman» o «Masters Of The Galaxy«.

Su característica propuesta deleitó a los metaleros más jóvenes, aunque pareció entretener a aquellos curiosos que no conocían la banda y que también disfrutaron con el curioso proyecto capitaneado por Thomas Winkler (ex-Nieverlore).

En el Mark Reale teníamos una cita con los veteranos Badana, una banda alicantina que cuenta con cuatro discos de estudio hasta la fecha: «Tiempos Difíciles» (1985), «Rock De Cloaca» (1987), «Romper El Cascarón» (1990) y «Adiós A Las Ruinas» (1995).

La banda, formada actualmente por Luis Miguel Rico a la guitarra y voces, Erik Oliver al bajo y Jordi Eixeres a la batería, dieron un repaso a su clásica discografía interpretando temas como «Era Diciembre«, «Un Día Me Largo Hasta Madrid«, «El Dictador» o «Parecían Tontas«.

Además de sus temas clásicos, Badana se atrevió con algunos nuevos temas de su próximo trabajo de estudio como «Divagando«, Fantasmas Del Pasado» o «Animal«, temas que encajaron a la perfección con su entretenida actuación, que nos hizo disfrutar durante cincuenta minutos de una de las bandas más legendarias de nuestro país.

Los suecos Hammerfall ya han pisado el escenario del Leyendas en otras ocasiones, en las ediciones de 2014 y 2017, pero siempre son bien recibidos en el festival alicantino con su vigoroso power metal marca de la casa liderados por el enérgico Joacim Cans junto a Oscar Dronjak y Fredrik Larsson, únicos miembros originales del quinteto desde su nacimiento en 1993.

Hammerfall es una institución dentro del power metal europeo, algo que se ha ganado a pulso con el lanzamiento de discos como su seminal debut «Glory To The Brave» (1997) o su espectacular «Legacy Of Kings» (1998), sin olvidarnos de discos como «Crimson Thunder» (2002) o «Renegade» (2000).

Actualmente se encuentran girando dentro del tour de presentación de su nuevo trabajo de estudio, «Dominion«, que verá la luz el 16 de agosto a través de Napalm Records. Aunque no nos presentaron más que el «(We Make) Sweden Rock» de su nuevo trabajo, ofrecieron un concierto dinámico gracias a un listado de temas muy variado en el que no faltaron algunos clásicos como «Any Means Necessary«, «Hammer High«, «Renegade«, «Riders Of The Storm«, la enérgica «Let The Hammer Fall» o la celebrada «Hearts On Fire«, con la que se despidieron después de setenta minutos de puro heavy metal.

En el escenario principal nos visitaban los fineses Apocalyptica, una banda de metal sinfónico caracterizada por versionar temas de heavy metal con violonchelo. La banda lleva en activo desde 1992 y han publicado ocho discos de estudio hasta la fecha, centrándose en su propio material desde su tercer lanzamiento, «Cult» (2000).

La banda venía presentando su espectáculo «Apocalyptica Plays Metallica By Four Cellos«, centrándose únicamente en el material del cuarteto californiano dando un repaso a la trayectoria de la banda interpretando algunos clásicos como «Fight Fire With Fire«, «Master Of Puppets«, «Enter Sandman«, «The Unforgiven» o «Battery».

Aunque el show es curioso y la banda le pone muchas ganas, después del concierto de Hammerfall dio la sensación de bajón con la actuación de los fineses, que pese a ofrecer un gran directo, se estiró demasiado.

Durante la actuación de los fineses Apocalyptica en el escenario principal tuvimos la suerte de poder disfrutar del gran show de las brasileñas Nervosa, un poderoso trío formado por las demoledoras Fernanda Lira al bajo y voces, Prika Amaral a la guitarra y Luana Dametto a la batería.

Las brasileñas se encuentran girando por todo el mundo en su «Downfall Of Mankind Tour 2019«, donde nos presentan su más reciente trabajo de estudio, «Downfall Of Mankind«, que se puso a la venta en junio de 2018.

Las de São Paulo ya habían visitado el festival alicantino anteriormente, aunque esta vez ya conocían el escenario del Leyendas y salieron a comerse a un público ansioso de su thrash metal extremo en el que no faltaron grandes temas como «Death!«, «Into Moshpit» o la icónica «Masked Betrayer«.

Además de su actitud sobre las tablas, el trío desprende carisma y es capaz de transmitir toda esa rabia interior en cada uno de sus conciertos. Todo aquel que haya disfrutado de uno de sus directos sabrá de lo que hablo.

Tras la extensa actuación de Apocalyptica llegaba el turno de los Avantasia de Tobias Sammett, uno de los cabezas de cartel de esta edición de 2019 y uno de los más esperados de todo el festival.

A lo largo de la jornada pudimos ver cantidad de camisetas, parches y todo tipo de atuendos que hacían mención a la banda del vocalista de Edguy, una señal que no hacía más que confirmar que el proyecto de Tobias Sammett es uno de los más importantes en la actualidad y ha ganado más adeptos a lo largo de todo el planeta que su banda original, llegando incluso a ocupar más tiempo en su vida que los mencionados Edguy.

Sammett siempre se rodea de grandes músicos y vocalistas como es el caso de David DeFeis (Virgin Steele), Alice Cooper, Klaus Meine (Scorpions) o Michael Kiske (Helloween) pero en «Moonglow«, su más reciente trabajo de estudio, parece haber encontrado la combinación perfecta con la voz de Geoff Tate (Queensrÿche), Eric Martin (Mr. Big), Bob Catley (Magnum), Jørn Lande (Jorn), Candice Night (Blackmore’s Night), Mille Petrozza (Kreator), Hansi Kürsch (Blind Guardian) o el propio Michael Kiske (Helloween).

Inmersos en la gira de presentación de su reciente «Moonglow«, y tras haber visitado la península en abril de este mismo año con su nuevo trabajo, el cuarteto liderado por el propio Sammett y el incombustible Sascha Paeth (Heavens Gate) salió al escenario con la celebrada «Ghost In The Moon«, tema que abre su reciente «Moonglow«, con la que hicieron levantar a un adormecido público gracias a una puesta en escena cargada de energía y de gran calidad.

En «Book Of Shallows«, segundo corte de su nuevo disco, contaron con la colaboración de Adrienne Cowan y Herbie Langhans, otro de los grandes vocalistas invitados que ha trabajado con Kamelot, Mob Rules, Luca Turilli y Rhapsody Of Fire, entre otros. Contaron con la colaboración del gran Jørn Lande en «The Scarecrow» y «Lucifer«, que dio paso a Oliver Hartmann e Ina Morgan, con quien interpretaron «Reach Out For The Light«.

Geoff Tate se encargó de interpretar «Alchemy» e «Invincible» junto a Sammett, dos grandes temas que ganan muchísimo con el trabajo del ex-Queensrÿche. Tras la actuación de Tate era el turno de Bob Catley, veterano vocalista conocido por su trabajo en Magnum, que interpretó «The Story Ain’t Over«.

En la magnánima «Dying For An Angel» contó con la colaboración de Eric Martin, que a su vez hizo dueto con Tate en «Twisted Mind«. Lande volvió a hacer acto de presencia junto a Oliver Hartmann para interpretar «Let The Storm Descend Upon You«.

Antes de interpretar los bises de rigor, Bob Catley apareció de nuevo para deleitarnos con «Mystery Of A Blood Red Rose«, dejando paso a Sammett, que cerró con «Lost In Space«, de «The Scarecrow«.

La hermosa Adrienne Cowan hizo acto de presencia de nuevo para acompañar a Sammett en «Farewell«, que sirvió de antesala a «Sign Of The Cross«, tema en el que se reunieron todos los vocalistas para interpretar uno a uno los pasajes del tema de su álbum debut, que finalizó con el estribillo de la enorme «The Seven Angels» en el que dispararon todo su arsenal de confetti y serpentinas con el que cubrieron a un entregado público que tras dos horas de actuación, quería más.

Durante la actuación de Samett y compañía en el escenario principal, una de las bandas más importantes del doom sueco como Candlemass hacía acto de presencia en el escenario Mark Reale. Con un nuevo disco bajo el brazo, «The Door To Doom«, y con el regreso de su primer vocalista, Johan Längqvist, el quinteto de Estocolmo salió a la palestra con la épica «The Well Of Souls«.

Su potente puesta en escena y su doom pesado era una de las propuestas más interesantes de la noche y Candlemass supo aprovechar bien su actuación para regalarnos algunos clásicos como «Solitude«, «A Sorcerer’s Pledge» o «Crystal Ball» de su legendario debut «Epicus Doomicus Metallicus» (1986).

La banda completó el setlist con «Mirror Mirror«, «Dark Reflections» y «Astorolus – The Great Octopus«. Hicieron un breve repaso a su extensa discografía y únicamente nos entregaron «Astorolus…» de su nuevo disco, haciendo especial hincapié en su repertorio más clásico que sonó de maravilla.

Tras la actuación de Candlemass y con Sammett aún en el escenario principal recibimos a los polacos Decapitated en el escenario Mark Reale con especial interés. El cuarteto, que ha estado rodeado de polémica desde que en 2017 fuesen acusados de participar en una violación grupal para que meses después fuesen retirados todos los cargos, siguen presentando su último y más reciente álbum de estudio, «Anticult«, que se puso a la venta en julio de 2017.

Con «One-Eyed Nation» dieron el pistoletazo de salida a su actuación en la que no faltaron grandes temas como «Blood Mantra» de su homónimo (2014), «Spheres Of Madness» de «Nihility» (2002), «Visual Delusion» de «Organic Hallucinosis» (2006), «Winds Of Creation» de su homónimo (2000) o «Never«, «Kill The Cult» y «Earth Scar» de «Anticult«, su más reciente álbum de estudio.

Tras la actuación de los monstruosos Decapitated en el escenario Mark Reale era el momento de que los veteranos Deicide, procedentes de Tampa, diesen el salto al escenario principal del Leyendas tras más de doce años sin actuar en nuestro país.

La banda de Glenn Benton nos presentaba su nuevo álbum de estudio, «Overtures Of The Blasphemy«, aunque centraron su setlist en los clásicos de la banda, haciendo un repaso a «Deicide«, «Once Upon The Cross«, «Legion» y otros discos de su carrera.

El cuarteto supo coordinar una enorme actuación gracias a su brutal puesta en escena, que pese a un sonido algo desproporcionado en un principio nos entregó uno de sus mejores directos donde no faltaron algunos temas obligatorios como la homónima «Once Upon The Cross«, «Dead By Dawn«, «When Satan Rules His World«, «Dead But Dreaming«, «They Are The Children Of The Underworld«, «Trifixion«, «Serpents Of The Light«, «Scars Of The Crucifix» o «Sacrificial Suicide«, dando por finalizado su enorme show con «Homage For Satan«.

Los germanos Brainstorm eran otro de los platos fuertes de la última jornada del Leyendas Del Rock, una de las escasas propuestas de power metal de la última velada del festival.

Con un nuevo álbum de estudio en su poder, el excelente «Midnight Ghost» de 2018, los germanos ansiaban presentar su nueva criatura ante un ansioso público, así que decidieron basar gran parte del setlist en su nuevo trabajo interpretando temas como «Devil’s Eye«, con la que abrieron el concierto, «Jeanne Boulet (1764)«, «Ravenous Minds«, «Revealing The Darkness» o «The Pyre«.

Asimismo, interpretaron temas como «All Those Words» o «Worlds Are Comin’ Through» de «Liquid Monster» (2005), «Highs Without Lows» o «Shiva’s Tears» de «Soul Temptation» (2003) y «Firesoul» de su álbum homónimo de 2014.

Otra de las visitas más esperadas del festival era la de los argentinos Rata Blanca, otra de las instituciones del heavy metal de los ochenta que está considerada una de los pilares fundamentales del metal en Buenos Aires gracias a discos tan grandes como el homónimo debut «Rata Blanca» de 1988 o el exitoso «Magos, Espadas y Rosas» de 1990. La banda se mantuvo en activo hasta 1998 y tras dos años de inactividad, regresaron en el año 2000 para publicar cinco discos de estudio desde entonces; el más reciente, «Tormenta Eléctrica«, vio la luz en un ya lejano 2015.

Tras haber visitado el festival por última vez en 2007, los de Buenos Aires venían a darlo todo ante un público que parecía aguantar bien el tipo después de una jornada muy intensa. Tras una larga espera mientras probaban los instrumentos, salieron a escena con mucha energía con su heavy metal de la vieja escuela, pero algo no iba bien. La voz de Adrián Barilari no se escuchaba, había algún problema y no fue posible escuchar la voz en ninguno de los dos primeros temas. Rápidamente solucionaron el problema después de que muchos asistentes mostraran su enfado debido a este incidente, así que los argentinos quisieron compensarlo con su público alargando un poco más su setlist, en el que no faltaron clásicos como «La Leyenda Del Hada Y El Mago«, «Guerrero«, «Mujer Amante«, «Rock And Roll» o «Tormenta Eléctrica«.

La banda mostró gozar de buena forma en directo con su enérgica actitud sobre las tablas, donde no dudaron en dar el doscientos por cien de su capacidad para encandilar a un insaciable público que se oponía a que el festival llegase a su fin.

Y como todo tiene que acabar, los barceloneses Daeria eran los encargados de dar por finalizados los conciertos en el Mark Reale con su poderosa combinación de power/heavy con el que ya nos deleitaron el pasado año con su excelente debut, «Fénix«.

El quinteto ya había actuado ese mismo día en el Camping Stage con un setlist prácticamente idéntico que estaba basado en su ópera prima, «Fénix«, y recuperando un único tema del debut de Döria, «Caperucita Feroz«.

Con muchas ganas salieron a comerse el escenario disparando cañonazos como «Cosmos«, «Luz De Luna«, la potente «Fénix» con la que dieron comienzo a su show o la potente «Reina De Corazones» con la que se despidieron por todo lo alto, dando por finalizada la última jornada de festivales en la carpa. Además, se dieron el gustazo de presentarnos un demoledor solo de batería a cargo de Joel Marco, con el que disfrutamos una barbaridad.

Y por último, llegaba el turno de los castellano-leoneses Lujuria, banda liderada por los incombustibles Jesús Sanz y Óscar Sancho que llevan en activo desde 1990 y que con sus nueve discos de estudio hasta la fecha siguen siendo una banda de referencia en nuestro país con su mezcla de hard rock y heavy metal macarra con denominación de origen.

Salieron a escena con la legendaria «No Soy Carne De Cañón«, con la que pusieron de pie a todos aquellos que yacían por el suelo. No se dejaron ni una bala en la recámara, fueron repartiendo temazos con «Sin Parar De Pecar«, «Jeckyll & Mss. Hyde«, «Estrella Del Porno» o «Mozart Y Salieri«.

Además, contaron con la colaboración de Umbra en «Mírame«, y dejaron para el final sus dos mejores cartas, «Joda A Quien Joda» y «Corazón De Heavy Metal«, con las que pusieron punto y final a un festival que los recibe con los brazos abiertos en cada edición desde su primera vez en un ya lejano 2008.

Y así damos por concluida la decimocuarta edición del Leyendas Del Rock 2019 de Villena, un festival que sigue siendo un referente en nuestro país pese a las duras críticas que suelen recibir año tras año y con el que se mejoran año tras año. Sin duda, he de decir que personalmente me parece uno de los festivales más trabajados en nuestro país, que cuenta siempre con grandes bandas en su cartel y que con un modesto precio siempre cumple con las expectativas.

¡Nos vemos el año que viene, Leyendas!

Texto: Mario Marín y Sara Martín.
Fotografías: Sara Martín Photography.

Síguenos y comparte en las redes sociales:
error0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido por derechos de autor. Si lo deseas, puedes solicitar a nuestro administrador una copia del contenido que necesites descargar. Gracias.