Los diez mejores temas de Ronnie James Dio, por Mario Marín

¡Comparte!

Ronnie James Dio

Tal día como hoy en 2010 nos dejaba una de las voces más legendarias e icónicas, Ronnie James Dio, un personaje célebre en el desarrollo del metal que ha marcado a todas las generaciones de seguidores de este género cuya desaparición supuso una verdadera pérdida para nuestra escena. El vocalista de Portsmouth es culpable de que nuestro amor por el metal sea incondicional, ya sea por su carismática puesta en escena, por su enorme voz o por su cercanía con su enorme legión de seguidores.

Su extensa y prolífica carrera se remonta a 1957, dando por finalizada un 16 de mayo de 2010 tras más de cincuenta años de dedicación a su pasión, la música. En esas cinco décadas puso voz y alma a grandes himnos a lo largo de veinte discos de estudio bajo el sello de Elf, Rainbow, Black Sabbath y su propio proyecto en solitario, sin contar la cantidad de colaboraciones y discos en directo en los que participó a lo largo de dicha trayectoria.

Seleccionar únicamente diez temas de entre tantísimo lanzamiento es todo un reto y es más que probable que muchos de nuestros lectores no estén de acuerdo con la selección de temas o quizá encuentren a faltar algunos, pero como todo artículo de opinión me centraré en mis favoritos del vocalista haciendo hincapié en la verdadera dificultad que supone seleccionar únicamente diez temas de todo su enorme repertorio.

10) Temple Of The King (1975, «Ritchie Blackmore’s Rainbow»)

Probablemente una de las baladas más icónicas de su carrera como vocalista en Rainbow y una de las más profundas para un servidor. El solo de Ritchie Blackmore, al igual que en toda su carrera como guitarrista, es magistral. No hay palabras que definan este tema.

9) Lock Up The Wolves (1990, «Lock Up The Wolves»)

Antes de la reunión de Black Sabbath en 1992 para lanzar un magistral disco como es «Dehumanizer«, los caminos de Ronnie James Dio se acercaban cada vez más al sonido oscuro de Black Sabbath tras haber dado forma al heavy metal más clásico con sus primeros lanzamientos, la tríada formada por «Holy Diver«, «The Last In Line» y «Sacred Heart«. Ayer mismo se cumplían treinta años del lanzamiento de este infravalorado álbum que se mantiene como uno de los más sólidos del vocalista en la década de los noventa.

8) Night People (1987, «Dream Evil»)

Un disco que al lado de los anteriores lanzamientos del vocalista en solitario puede parecer algo menor pero que esconde un gran trabajo a las guitarras con un solvente Craig Goldy que se encargaba de cubrir el puesto de un fuera de serie como Vivian Campbell, manteniendo las distancias. El éxito no fue el mismo pero el acabado es muy loable, y «Night People» es el ejemplo perfecto.

7) Kill The King (1978, «Long Live Rock N’ Roll»)

Hablar de «Long Live Rock’ N’ Roll» es, por sí mismo, debatir acerca de uno de los mejores discos de proto-heavy metal de la historia. Dejar fuera grandes clásicos como «Gates Of Babylon«, el tema que da título al propio álbum o «Rainbow Eyes» ya es de por sí doloroso, pero hemos venido a jugar. Me quedo con la demoledora «Kill The King«, mi favorita del disco.

6) One More For The Road (2004, «Master Of The Moon»)

No he sido gran seguidor de la última época de DIO, especialmente desde «Angry Machines» de 1996. «Master Of The Moon» es mi disco favorito de su última etapa y «One More For The Road» es un enorme tema que bien podría haber cabido en «Sacred Heart» o «Lock Up The Wolves«, su sonido clásico y la enorme voz de Ronnie hacen de este uno de los temas más disfrutables de su carrera.

5) The Mob Rules (1981, «Mob Rules»)

Muchas veces me debato entre «Mob Rules» y el icónico «Heaven And Hell«, mis dos discos favoritos de Black Sabbath por mucho que le duela a los amantes de Ozzy. Ojo, los primeros seis trabajos de Black Sabbath me parecen auténticas joyas, pero no puedo negar que prefiero la voz de DIO antes que la del madman. De este disco no sería capaz de quitar ni un solo tema, desde la genial «Turn Up The Night» hasta «Over And Over«, pasando por «Country Girl» o «Falling Off The Edge Of The World«, pero el tema que da título al álbum es, simplemente, magistral:

4) I (1992, «Dehumanizer»)

«Dehumanizer» es, probablemente, uno de los discos más injustamente infravalorados de la historia. El regreso de Ronnie James Dio a Black Sabbath tenía que suponer un hito en la historia del metal pero resultó que por aquel entonces la gente tenía mucha ansia de Pantera y otros géneros que empezaban a despuntar. De hecho, los posteriores lanzamientos de Black Sabbath con Tony Martin a la voz son dos enormes discos que pocos valoran en la actualidad y que habría que estudiar con detenimiento, especialmente «Tyr» de 1990 y «Headless Cross» de 1989. En fin, «I» me parece un tema magistral que debería haber pasado a la historia como uno de los mejores temas de Black Sabbath, ahí es nada.

4) Don’t Talk To Strangers (1983, «Holy Diver»)

«Holy Diver» representa la esesncia del propio heavy metal. Un álbum que reúne todas las características y que da forma a lo que pocos han llegado a conseguir hasta ahora por mucho que se hayan esforzado. No solo la voz de Dio sea merecedora de semejante reconocimiento, hay que sumar el enorme trabajo de un joven guitarrista como es Vivian Campbell al que acompañan Vinny Appice y Jimmy Bain, dos auténticos mercenarios del metal que han dado vida a este género.

De un disco como «Holy Diver» es difícil escoger un único tema. Dejo constancia de que, pese a mi amor por el tema título del disco, me quedo con «Caught In The Middle» e «Invisible» antes que la primera que menciono. Pero si ponemos de por medio «Don’t Talk To Strangers» no hay más que hablar.

3) Stargazer (1976, «Rising)

Un tema como «Stargazer» no necesita presentación alguna. Si alguien dudaba en que este fuese un tema esencial en la carrera del vocalista estaría bien que hiciese un repaso a su trayectoria de nuevo y vuelva a leer este artículo de nuevo. Señores, «Stargazer«, un tema que habla por sí solo:

2) Evil Eyes (1984, «The Last In Line»)

Si «Holy Diver» es la joya de la corona en la trayectoria del vocalista en solitario, «The Last In Line» es el hermano menor que debería haber ocupado el puesto de su predecesor. «Evil Eyes» me ha marcado desde que tengo uso de razón y nadie va a cambiar ese lugar jamás. Heavy metal en estado puro.

1) Neon Knights (1980, «Heaven And Hell»)

La joya de la corona. Aunque ya os he dicho que mi época favorita de Black Sabbath es la etapa con Ronnie James Dio a la voz, depende del día os diría que «Mob Rules» es mi favorito de esa etapa, otro día os diría que «Dehumanizer» es merecedor de ese puesto, pero otro día os diría que «Heaven And Hell» es el que debe ocupar ese lugar. ¿Qué quiero decir con esto? Cualquiera de los tres debería ocupar el trono.

Y así como he mencionado «Mob Rules» o «I«, «Neon Knights» es el tema por antonomasia de toda su carrera. No hay nada que me haga vibrar más que esta obra de arte de casi cuatro minutos.

¡No olvidéis dejar en los comentarios cuáles son vuestros temas favoritos!

Texto: Mario Marín.

Deja un comentario

shares
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Este contenido está protegido por derechos de autor. Si lo deseas, puedes solicitar a nuestro administrador una copia del contenido que necesites descargar. Gracias.
A %d blogueros les gusta esto: