Satan’s Fall: «The Past Of Satan´s Fall» (2020, High Roller Records)

¡Comparte!

Satan's Fall

En los últimos años, la idea de hacer compilaciones o antologías dentro del mundo del metal underground, ha ido creciendo. Nos hemos topado con casos como el de los daneses Randy o los escoceses (además incluidos como parte de la NWOBHM) Medusa Touch. En ambos casos, las bandas recuperan temas de sus trayectorias, las cuales se iniciaron en los años 80. Algo menos usual ( y que antes de caer en el olvido agradecemos se recuperen), son esas demos y singles de grupos más actuales (que salieron previos a álbumes que no verían la luz).

Es el caso de los finlandeses Satan’s Fall: grabaron una demo y un EP en 2016, más tarde un single en 2018 y, hace un mes escaso (no llega) nos sorprendieron con un álbum titulado «The Past Of», es decir, en lugar de un The Best Of, «The Past Of Satan’s Fall», sacado a la luz a través del sello High Roller Records.

Desde que la banda (cuyo nombre rinde homenaje a un conocido tema de Mercyful Fate) se forma en Helsinki en 2015 con la clara idea de hacer heavy metal con toques de speed metal clásico, los únicos componentes que se han mantenido hasta el momento son el guitarrista Tomi Mäenpää y el bajista Joni Petander.

Satan’s Fall, hacen heavy metal con raciones de auténtica rapidez, sin perder un ápice del heavy metal old school que tanto nos gusta a unos cuantos que, además de todo lo mítico y ya renombrado, siempre queremos más y nunca nos cansamos de descubrir (de ahí que la escena underground sea básica para nosotros).

«The Past Of Satan’s Fall», contiene nueve cortes, dentro de los cuales canta Markus Heinonen del primero al séptimo y Miika Kokko enlos dos últimos. También del primero al séptimo tocan Kride Lahti la guitarra y Tommi Makkonen la batería, mientras que en los dos últimos temas se hacen cargo de esas labores Lassi Tiainen y Ville Aatsinki (en el mismo orden de guitarra y batería).

Satan's Fall

«Poisonhead», es el tema que abre la lata, de forma directa, con unas guitarras cañeras y perfectamente ejecutadas. La voz de Markus, en algunos momentos, me recuerda al bueno de Blaze Bayley. En poco más de tres minutos dejan una buena seña de que esto promete y entonces la obra prosigue con «Steel Highway»; he de reconocer que me flipan los títulos de esta compilación que se ha marcado la gente de Satan’s Fall. La autopista de acero, nos desliza por un temazo con guitarras que llevan melodía y tralla a partes iguales, partes vocales que varían y añaden más de un interesante agudo… y llega «Seven Nights», que con una tremenda labor baterística, cierra la trilogía de temas pertenecientes a lo que fue la demo llamada precisamente «Seven Nights» de 2016. Si hasta aquí alguien me pregunta que si noto influencias de bandas en el sonido y en la forma de tocar las canciones, diría que Exciter e Iron Maiden son dos que se llevan la palma.

La temática que Satan’s Fall plasma en sus letras, va tocando varios temas, entre los que destacan la rebeldía juvenil, la cultura underground, el ocultismo, las obras literarias tanto populares como rebuscadas…

Llega el turno de «Metal Of Satan» que, con el sonido de unas cadenas, unos pasos solitarios, el viento y una lluviosa tormenta, abren el capítulo de lo que fue el EP de 2016 con el mismo nombre. Sin duda, aplican un speed metal desatado, con cierto guiño a King Diamond en la voz, cambiando la velocidad guitarrera de una parte muy Anvil en «Speed Of Sound» a unos segundos más densos y oscuros. Sin duda, de lo mejor del disco, y eso que le sigue una gran «Riders Of The Night», uno de esos temas que uno disfruta mucho cuando sale de noche y vuelve en su coche a tope porque no tuvo suficiente con la música que le pusieron en una sala después de un concierto, en una discoteca metalera o en la casa de un colega. Siguen los guiños a Mercyful Fate y King Diamond con «The Beast Rises», ahora tanto en lo instrumental como en lo vocal y de forma más descarada. Y «False Idols» es la encargada de cerrar este episodio, reuniendo todas las cualidades ya comentadas, así como las innegables influencias, exprimiéndose más en el solo de guitarra principal y sonando el bajo como alma que lleva el diablo.

Con cambio de vocalista, de uno de los guitarras y también de batería, e iniciando lo que fue el single «Forever Blind», nos encontramos el tema homónimo, con un estilo parecido respecto a heavy-speed de corte añejo, contrastando de forma sutil con el estilo de voz de Miika Kokko, muy del tipo de Steve Carroll, que tan magnífica labor realizó en Praying Mantis. Y ahora sí, dando fin a esta última parte y también al disco, está la versión de «Danger Zone», tema de Kenny Loggins que adquirió mucha popularidad a mediados de los 80 gracias a la película Top Gun (posterior al pelotazo Footlose, cuyo tema homónimo también es de Kenny). La versión está muy bien, muy dotada de guitarras incluso en los lugares donde el tema original utilizó aquellos míticos sintetizadores ochenteros. La versión es muy hard heavy y se intuye de manera tímida un saxo en la parte final, dando un último toque de originalidad.

Dada la música que practican Satan’s Fall, su temática y el cómo han ido amoldando los detalles de varios subgéneros del metal clásico, un servidor recomienda encarecidamente la escucha, pues se hace incluso corta y deja a uno con ganas de nuevo material.

Tracklist «The Past Of Satan’s Fall«:

01 – Poisonhead
02 – Steel Highway
03 – Seven Nights
04 – Metal Of Satan
05 – Riders Of The Night
06 – The Beast Rises
07 – False Idols
08 – Forever Blind
09 – Danger Zone (Kenny Loggins cover)

Texto: Jorge Loarte.

No olvidéis seguir a la banda a través de su Facebook oficial.

Deja un comentario

shares
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Este contenido está protegido por derechos de autor. Si lo deseas, puedes solicitar a nuestro administrador una copia del contenido que necesites descargar. Gracias.
A %d blogueros les gusta esto: