Greyhawk: «Keepers of the Flame» (2020, Fighter Records)

¡Comparte!

Greyhawk

El nombre de este grupo, clara referencia al mítico juego de rol Dungeons & Dragons, nos indica de manera inequívoca la propuesta de Greyhawk: un metal americano de clara temática épica. De nuevo tengo que quitarme el sombrero ante el exhaustivo trabajo que realiza Anderson Tiago, el hombre detrás del brillante canal de YouTube NWOTHM Full Albums, que siempre hace lo posible para promocionar a las bandas actuales del underground. Junto al igualmente excelente blog Ride Into Glory, son mi mayor fuente para descubrir grupos que, de otra manera, muy probablemente no llegarían a mis oídos.

Greyhawk es una banda de Seattle, Washington, que debutó en 2018 con su EP Ride Out. Este martes salió a la venta su primer disco de larga duración, Keepers of the Flame. Se trata de una declaración de amor al power americano, con toques del sonido característico de la NWOBHM, donde han demostrado una notable evolución en su propuesta.

De izquierda a derecha: Darin Wall, Nate Butler, Rev Taylor, Jesse Berlin y Enrico Mariuzzo.

Es curioso porque, a juzgar por Gates of Time, la intro de teclado, así como su algo simplona portada, pensaba que sería otra típica banda moderna de power del montón. Sin embargo, desde que Rev Taylor se pega ese gritazo inicial con el cual empieza Frozen Star, sabía que merecía la pena dedicarles una buena escucha. El dúo guitarrero de Enrico Mariuzzo y Jesse Berlin parece sincronizado a la perfección, rematando un tema redondo.

Drop the Hammer es otro tema corto que va a cuchillo con todo lo que se encuentra por delante. Cabe destacar la capacidad de esta banda para hacer canciones pegadizas, de las que se quedan en nuestra memoria.

Seguimos con una canción que seguramente encandilará al público en sus conciertos: Halls of Insanity. Aunque quizás no sea tan redondo como el resto de temas, el magnetismo de su estribillo es innegable. Aquí notamos de manera patente la influencia del sonido de la NWOBHM.

Bajamos revoluciones con The Rising Sign, composición en la cual Rev suena por momentos muy melancólico, como si homenajeara a clásicos del nivel de Leonard Cohen o Glenn Danzig. El coro golpea con potencia en uno de los mejores temas del álbum, que termina de manera muy épica.

Llegamos al ecuador del disco con la instrumental R.X.R.O., una auténtica exhibición a las seis cuerdas de Mariuzzo y Berlin, en la que nos demuestran su brutal destreza.

Me encanta la manera en la que empieza Don’t Wait for the Wizard, con otro alarido de Taylor acompañado de las guitarras. Aquí se nota el trabajo del bajista Darin Wall en la base rítmica. Es interesante el cambio de ritmo que vemos ya entrado el tema, que le otorga una mayor riqueza.

Black Peak es otra carta ganadora para este grupo. Me atrevería a decir que es su mejor composición, si bien la formación suena tan cohesionada a lo largo del elepé que sería difícil decidirse. Nate Butler marca en todo momento la pauta a seguir desde la batería.

Creo que el mayor punto fuerte de esta banda es hacer composiciones cortas pero impactantes, de manera que nunca resultan pesados para el oyente. La hard rockera Master of the Sky, prueba con creces esto.

La burlona Ophidian Throne nos cuenta como un aventurero, después de llegar al final de su periplo, termina transformándose en el rey de las serpientes. Taylor parece reírse de la desgracia del protagonista de la historia.

Keepers of the Flame empieza de manera muy mística, con unos teclados que nos sitúan en la épica atmósfera que pretenden transmitirnos. Este medio tiempo es una gran manera de cerrar el álbum, un himno de esos que hacen recordar su trabajo con cariño. El solo de guitarra parece calcular el momento adecuado para descargar su electricidad sobre nosotros.

Al parecer uno de sus guitarristas, el italiano Enrico, decidió hace unos meses dejar la banda para centrarse en su proyecto, Drastic Down. Ha sido sustituido por Alika Madis, miembro también del grupo de hard/heavy Dirty Lyxx. Está claro que este grupo no inventa nada. Sin embargo, su actitud, su técnica y esa apuesta tan guitarrera, bebiendo de los clásicos del power americano underground, convence de sobras a cualquiera que les dé una oportunidad. ¡Espero muchísimo en el futuro para esta banda!

Mejores temas: .Frozen Star, The Rising Sign, Don’t Wait for the Wizard, Black Peak, Keepers of the Flame.

Originalidad: 6.5 out of 10 stars (6,5 / 10)
Composición: 8 out of 10 stars (8 / 10)
Producción: 7 out of 10 stars (7 / 10)
Técnica: 8.5 out of 10 stars (8,5 / 10)
Valoración final: 7.5 out of 10 stars (7,5 / 10)

Un comentario sobre «Greyhawk: «Keepers of the Flame» (2020, Fighter Records)»

Deja un comentario

shares
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Este contenido está protegido por derechos de autor. Si lo deseas, puedes solicitar a nuestro administrador una copia del contenido que necesites descargar. Gracias.
A %d blogueros les gusta esto: