Pantera: 30 años galopando en el infierno de los psicópatas

¡Comparte!

Pantera

Aunque la década de los 90 fue una década que muchos asociaron con el declive del heavy metal, lo cierto es que siguieron lanzándose álbumes fabulosos, tanto de heavy metal en su más estricto sentido como de varios subgéneros. Uno de esos subgéneros, fue el neo-thrash, también conocido con la etiqueta de groove metal.

Hoy, hace 30 años de la salida de un álbum bandera dentro de dicha vertiente: «Cowboys From Hell» de Pantera. No pasaría desapercibido para nadie en su momento, e igual pasa en la actualidad cuando un metalhead, o alguien relacionado con el rock duro en general, da una primera escucha a este disco.

Ante cualquier arma empuñada por un adversario, Los Vaqueros del Infierno, tomaron Texas y toda ciudad que se prestó. Los cuatros muchachos, a través de pura y dura contundencia, dejaron para la posteridad un larga duración ensalzado e imitado por muchos y tal vez menospreciadlo por otros tantísimos. En mi opinión, es un imprescindible junto a los dos que lo sucedieron.

Pantera, encontró su camino y en cuatro años hicieron tres discos tremendos, con los que pudieron aglutinar a seguidores variopintos, desde los más clásicos del thrash metal a otros algo más modernos y abiertos a experimentos sobre el propio género.

«Psycho Holiday»,es uno de mis temas favoritos, por no decir el que más me gusta del álbum, y me baso en cómo está tocado y cantado. Me gusta el contraste que hay entre la disciplina musical y el caos de la letra. Sin duda, tal y como lo canta Anselmo, liberaron sus demonios.

Tras las vacaciones psicópatas, llega «Heresy». Si fuese batería, me fliparía tocar este tema tal y como lo hizo Vinnie Paul, respaldado por un inconmensurable Rex Brown. Me deleito con el avasallamiento instrumental y sólo me queda aplaudirlo.

Los riffs penetrantes de Dimebag, se reflejan en las lápidas de «Cemetery Gates»,un corte perfecto donde no riñen la parte ruda y la sensiblera. Este regalo atemporal, es de ésos que uno le pondría a su mejor colega en un varios metalero para el verano, de modo que pueda escucharlo los días en que tanto calor mina la motivación de salir a hacer una buena ruta.

Pagando el precio de la agonía, la dominación nos consume por completo mientras se siguen sucediendo los cortes en el viejo oeste que han particularizado estos fenómenos. Cada clavo nos sentencia y, ante el azote de las turbulencias que destrozan el mundo, buscamos el modo de ayudar a nuestros amigos. Bajo una nube de hormigón, somos conscientes de que la banda de Texas ha rendido su particular homenaje al Metal God. Cuando ya estamos mirando de reojo el averno, tendemos la mano ante el curandero y acto seguido nos llega un mensaje.

«Message In Blood», se hace su sitio y de qué manera. Como tantas veces digo, nunca entenderé la mala recepción de los temas que superan los seis minutos. Éste, casi llega a los ocho pero uno se lo pasa teta escuchándolo, atendiendo a los cambios, escuchando los arreglos, dando caña a sus cervicales y gozándolo con músicos extraordinarios. Si es bueno y dura ocho, el resultado es ocho veces bueno.

El emotivo comienzo de «The Sleep», no hace sino despistarnos, dado que de balada tiene lo que yo de monje franciscano. Tema cortante, descarado y otro de mis favoritos junto a «Psycho Holiday». En él, hay tiempo para las líneas solistas de pura belleza, los arpegios capaces de tocar la sensibilidad de cualquier thrasher o neo-thraser y la tralla que hemos ido conociendo a lo largo del disco.

Con el arte de triturar, queda terminado un discazo que está de cumpleaños, habiendo dejado nuestras vidas en manos de maníacos, sintiendo la emoción del desgarro, comenzando el pecado a sabiendas de que la sociedad necesita cabezas como las nuestras.

Texto: Jorge Loarte

Deja un comentario

shares
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Este contenido está protegido por derechos de autor. Si lo deseas, puedes solicitar a nuestro administrador una copia del contenido que necesites descargar. Gracias.
A %d blogueros les gusta esto: