The Lightbringer Of Sweden: «Rise Of The Beast» (2020, Independiente)

¡Comparte!

The Lightbringer Of Sweden Jonas Andersson

Recuerdo vídeos muy interesantes en Facebook de un tal Jonas Andersson. Se trataba de un guitarrista que colgaba improvisaciones de guitarra y, de vez en cuando, hacía versiones o tocaba encima de temas relacionados con el hard rock y el heavy metal, yendo desde Bon Jovi o Skid Row hasta Pantera, pasando por Ozzy. Me gustó mucho la forma de tocar de este muchacho, quien rozaba el virtuosismo, clavando los solos de temas que nos han alucinado a lo largo de los años e incluyendo multitud de improvisaciones de cosecha propia. Tanto en su técnica de guitarra solista como en la forma de trabajar las rítmicas, se notaba el potencial de Jonas. Tanto llamó mi atención, que decidí comentar alguno de sus vídeos y, a raíz de ahí, nos hicimos amigos en la red mencionada y me fue enviando material propio, de una calidad tremenda.

Por casualidades de la vida, hace poco escuché un nuevo proyecto llamado The Lightbringer Of Sweden a través del canal de YouTube «NWOTHM Full Albums». El álbum de estos suecos, «Rise Of The Beast», me encandiló desde el principio y me lo escuché del tirón en tres ocasiones. Lo próximo, evidentemente, era hacer la review de esta obra que va desde el hard´n´heavy tradicional a un power metal con una calidad más que loable. Antes de lanzarme a desgranar el mencionado debut, busqué algo de info y me topé con algunos datos curiosos: el guitarra y compositor, Lars Eng, había fundado la banda en 2017 bajo el nombre de The Lightbringer a secas y, en aquel momento, el vocalista era Niklas Stålvind de Wolf, quien fue sustituido posteriormente por Herbie Langhans. A mi parecer, hemos salido ganando, ya que Niklas ha demostrado hacer una labor genial en Wolf y con Herbie hemos ganado un vocalista extraordinario para un proyecto muy prometedor. Como esto iba de casualidades, resulta que Jonas, guitarrista a quien conocí admirando marcianadas guitarrísticas en su cuenta de Facebook, también es guitarra de The Lightbringer Of Sweden. El quinteto, por cierto, queda completado con Johan Bergquist al bajo y Tobbe Jonsson a la batería.

«Rise Of The Beast», salió hace dos semanas a través de sello independiente y ya la portada hace prever o interpretar que el contenido del disco ha de ser interesante cuanto menos; y vaya si lo es. Sin intención de abandonar esa alusión a la portada, diré que está envuelta en una aureola anaranjada, debido a que Skeletor, quien gobierna la estampa, está rodeado de fuego, en un cementerio de árboles deshojados, con la luna llena de fondo y el revolotear de los murciélagos en un aire abrasador. Para quien siente devoción por las Tinieblas de Hordak y los secretos de Grayskull, esta portada puede resultarle muy especial, muy emotiva y, ante todo, muy heavy.

El álbum comienza con unas campanadas fúnebres y un sonido de lluvia, sí, al más puro estilo de cierta banda de Birmingham. Una voz susurrante, crea una atmósfera de inquietud en la cual se desata una tormenta para cerrar esta intro llamada «The Moon».

«Fallen Angels»,rompe el hielo con unas guitarras feroces que practican un exquisito power, donde la voz hace un trabajo de versatilidad estupendo. Tras las demoledoras rítmicas, nos encontramos con un solo de guitarra digno del mejor hard rock clásico. El contrapunto es perfecto.

Unos arpegios realmente bonitos, dan la bienvenida a «The Beast Inside Of Me»,una prueba más que evidente de que la banda no está etiquetada en un subgénero concreto, sino que goza del encanto del rock duro ochentero a la hora de hacer un medio tiempo y la fuerza del power europeo para hacer de esto un proyecto que engloba matices para gustos varios (clásicos en esencia y actuales en producción y arreglos).

Una melodía sensacional de guitarra que termina con un guiño a la cuenta atrás de Europe, es la seña de identidad de «One By One», corte algo más denso que el resto y no por ello más oscuro, sino todo lo contrario. 

«Into The Night», es power a más no poder, del que gusta y mucho a los seguidores del heavy clásico que se dejan caer de vez en cuando por un toque más enérgico y germano; aquí, la rapidez y la minuciosidad melódica no riñen en ningún momento.    

«Skeletor», uno de los platos fuertes de un disco que mantiene la llama encendida todo el tiempo, comienza con una batería al más puro estilo de Scott Travis, seguida de unas guitarras poderosas y un grito verdaderamente heavy. El tema no hace más que mejorar a medida que evoluciona, regalándonos un estribillo tan heavy como sus riffs. La batería de Tobbe, lleva la fuerza de un huracán y, el solo de guitarra, es supersónico, verdaderamente bueno en rapidez y en concordancia con lo que pide esta descarga.

«Lightbringer»,  es otro trallazo, que además incluye algunos efectos en el sonido de las guitarras que lo hacen más interesante si cabe. El portador de luz no sólo trae luz; también nos deja unos coros magistrales. Si «Skeletor» derribaba los efectos de un analgésico, no os digo nada de «Lightbringer». Despide regusto a metalurgia inglesa por los cuatro costados, con unas ejecuciones impecables.

«Save Us», hace un amago de ser el tema más enfocado a guitarras solistas y, sin embargo, resulta ser uno de los  más pegadizos. Herbie, se muestra más lineal en un registro grave, pues de agudos dio buenas muestras en pasajes pretéritos. Aparte de las continuas variaciones, dispone de una voz que suena clásica y personal. En la parte final, cuando parecía que no, vuelve a meter otro de esos gritos que podrían formar parte de un disco de 1986.

«Heaven Has Fallen»,es un medio tiempo que me recordó mucho a temas increíbles de Axel Rudi Pell, WET, Sunstorm…, es decir, que no es moco de pavo lo que conlleva la octava canción respecto a composición e interpretación. Este quinteto, y con ello recalco, brilla con luz propia a la altura de renombrados monstruos del panorama.

Para terminar un álbum sobresaliente, llega «Shadows Of The Night», para mí la tercera esquina del triángulo de oro que conforman «Skeletor», «Lightbringer» y este fantástico corte donde el  furor y la distinción forman parte del menú.

Los solos de guitarra de los dos últimos temas, están registrados por un sexto miembro llamado Niklas Dahlin, quien también ha estado muy inspirado para aportar un grano de arena importante a esta primera obra del portador de luz sueco.

Tracklist «Rise Of The Beast«:

1. The Moon
2. Fallen Angels
3. The Beast Inside Of Me
4. One By One
5. Into The Night
6. Skeletor
7. Lightbringer
8. Save Us
9. Heaven Has Fallen
10. Shadows Of The Night

Texto: Jorge Loarte.

El álbum ya está disponible en Youtube a través del canal NWOTHM:

Podéis seguir a la banda en su Facebook oficial.

Deja un comentario

shares
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Este contenido está protegido por derechos de autor. Si lo deseas, puedes solicitar a nuestro administrador una copia del contenido que necesites descargar. Gracias.
A %d blogueros les gusta esto: