Stormzone: «Ignite The Machine» (2020, Metalapolis Records)

¡Comparte!

Stormzone

Conocí a los irlandeses Stormzone cuando vinieron como artistas invitados de Y&T. Pude asistir al concierto que dieron en la Sala Heineken de Madrid en octubre de 2008, cuando la banda de Belfast sólo tenía un álbum. Me gustaron bastante entonces, y eso que abrían para la banda de Meniketti, lo cual representa un honor y también una responsabilidad gigante para una banda con muchas menos tablas.

Con «Ignite The Machine», álbum que salió el día 31 del mes pasado, ya son siete discos los que avalan a Stormzone. La formación, se mueve en el heavy metal de calidad, donde las composiciones y el esfuerzo van acorde con sus grandes producciones. No olvidan esas pinceladas de hard rock melódico con las que ya contaban en sus comienzos y cierto toque de power metal que han ido incorporando durante la maduración y solidificación de su estilo. Al tener rasgos ochenteros y noventeros, nutriéndose de las posiblidades actuales a la hora de arreglar los temas, son atractivos de cara a un amplio sector del rock duro y el metal. La nueva obra, vio la luz bajo el sello Metalapolis Records, el cual está haciendo una labor extraordinaria, tocando palos que van desde el rock melódico al doom metal, pasando por el hard rock y el thrash.

El quinteto que protagoniza esta reciente hazaña, está compuesto por John «Harv» Harbinson a la voz, Jr Afrifa y Steve Moore a las guitarras, Graham McNulty al bajo y coros y David Bates a la batería.

«Tolling Of The Bell», primer tema del álbum, aporta una base muy hard-heavy, mucha melodía, un estribillo más que pegadizo y una dosis guitarrera de alta escuela en lo que a solos se refiere. Un comienzo así, engancha a cualquiera, pues no te falta ni te sobra nada durante esos minutos.

El tema homónimo del disco, deja constancia de que quieren revolucionar una máquina que ya estaba caliente y donde se agradece el trabajo en las labores vocales (tanto en los cambios de registro en la voz solista como en los coros). Vuelve a haber también un trabajo exquisito en la función solista de las guitarras, que por cierto hacen un amago de acercarse al metal neoclásico. «Ignite The Machine», hace honor a la portada, en la cual vemos a un infernal motero bajo un montón de ruedas de hierro dentadas, dejando atrás una ciudad en llamas (en dicha ciudad, destacan los grandes edificios y una torre eléctrica).

Stormzone

Con un inicio muy power, llega  «My Disease», uno de los mejores temas de «Ignite The Machine», tal vez porque fusiona ese toque happy melódico con una dosis de energía metalera que se apoya en una técnica y una nitidez envidiables.

 «Each Setting Sun», abre con unas finas teclas que hacen creer que el tema va por un camino muy diferente al que luego va a tomar, dentro de un ramillete metalero y rockero, donde las teclas reaparecen de forma tímida ante el avasallamiento de guitarras y bajo.

«Dragon Cartel», traza una estrategia parecida a su predecesora y, tras un comienzo que apunta a balada, los irlandeses animan el cotarro a la mínima de cambio. Ahora el toque happy metalero es contrarrestado con un imponente sello épico en los coros, lo cual plasma de manera evidente lo mucho que da de sí este lanzamiento.

El medio tiempo «Nothing To Fear», muestra el lado más classic-hard, no por ello carente de energía. De nuevo, el trabajo a la hora de grabar las voces, es sobresaliente, intercalando partes realmente graves con unos agudos muy conseguidos.

Llega «Revolution», sin miramientos, y vaya si nos revoluciona. Me encanta el trabajo de la batería en esta canción que, a medida que transcurren los segundos, hace que uno no pueda estar quieto ante el chute de adrenalina que produce lo que entra por los canales auditivos.

«New Age Necromancer», no podría ser más power, y hará las delicias de esos fans del género que se adentraron en los 90 con un puñado de bandas alemanas, la mayor parte crías de un padre guardían sin vista y una madre calabaza portadora de un blashorn.

«Dealer’s Reign», es otro corte donde los ritmos de la batería marcan un reinado de perfecta distribución en los cometidos. La voz sigue siendo penetrante y embriagadora en un ejercicio de buen hacer.

«Flame That Never Dies», lleva consido un inicio acústico realmente bello, el cual sólo es el punto de partida para un tema potente, melódico, de una contundencia bárbara respecto a bajo y guitarras, unos coros muy acertados en su elaboración y una llama que efectivamente no dejan morir en ningún momento.

«Under The Spell», con una presencia de bajo muy interesante, nos obsequia con unas guitarras rítmicas muy heavies, un estilo de voz muy ochentero y otro estribillo que se queda en la cabeza a la primera escucha, como si de tal embrujo se tratase.

«This Is Heavy Metal», pone un broche de metal preciado haciendo gala de la memoria histórica del heavy metal, del rock and roll en general pero del heavy metal en particular; es como cuando uno habla de cerveza irlandesa en general pero lo hace de Guinness y Murphys a la hora de la verdad.

Tracklist «Ignite The Machine«:

01. Tolling Of The Bell
02. Ignite The Machine
03. My Disease
04. Each Setting Sun
05. Dragon Cartel
06. Nothing To Fear
07. Revoltution
08. New Age Necromancer
09. Dealer’s Reign
10. Flame That Never Dies
11. Under Her Spell
12. This Is Heavy Metal

Texto: Jorge Loarte.

Podéis escuchar «Ignite The Machine» a través de Spotify:

No olvidéis seguir a la banda en su Facebook oficial.

Deja un comentario

shares
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Este contenido está protegido por derechos de autor. Si lo deseas, puedes solicitar a nuestro administrador una copia del contenido que necesites descargar. Gracias.
A %d blogueros les gusta esto: