Ramones: Los diez temas imprescindibles según Mario Marín

¡Comparte!

76 / 100 Puntuación SEO

El punk rock es un género que siempre me ha tirado bastante, aunque a lo largo de mi vida siempre haya tirado más por derroteros más extremos. Ramones es una de mis debilidades, mi talón de Aquiles. Aunque suene muy genérico y sean dos de las bandas más mainstream del género, tanto Ramones como Misfits han hecho mella en mi corazón a base de riffs pegadizos y letras reivindicativas, en mayor o menor medida. Esa perfecta combinación de producciones crudas y ásperas con voces melosas y macarras es el quid de la cuestión, es el meollo de este asunto y hoy quiero dedicarle este breve artículo a repasar mis diez temas favoritos del tándem JohnnyJoeyMarkyDee Dee que muchos visten con soltura sin saber qué hay detrás de la marca Ramones.

Y no, éste no es un artículo para meterme con los posers que visten camisetas de los susodichos sin tener idea de su música, eso me lo reservo para otro día. Vamos al lío.

10) Poison Heart (1992, Mondo Bizarro):

«Mondo Bizarro» suele ser uno de los discos que olvidamos constantemente cuando se nos viene a la mente «Ramones«, y es que el antepenúltimo disco de los neoyorquinos es un señor álbum que conviene pinchar de vez en cuando. Obviamente no está a la altura de «End Of The Century» o «Too Tough To Die«, por compararlo con alguno de sus discos similares, pero es bastante superior al aceptable «¡Adiós Amigos!» con el que se despedía el cuarteto de Queens en 1995. «Poison Heart» es, junto a «Heidi Is A Headcase«, mi favorita del álbum.

9) Bop ‘Til You Drop (Halfway To Sanity, 1987):

Los ochenta fue una década complicada para Ramones, que además de perder parte de su identidad con el lanzamiento del polémico «End Of The Century» en 1980 tuvieron que afrontar la marcha de su baterista Marky Ramone, que fue reemplazado por Richie Ramone para la grabación de su décimo disco de estudio. «Halfway To Sanity» no fue un éxito comercial y su lanzamiento dividió aún más a sus seguidores y a la crítica, aunque nos regaló dos auténticos cañonazos como la áspera «Bop ‘Til You Drop» y la pegadiza «I Wanna Live«. Juzgad vosotros mismos.

8) Rockaway Beach (Rocket To Russia, 1977):

Aquí estaremos de acuerdo muchos de los seguidores del cuarteto neoyorquino. «Rocket To Russia» es uno de sus mejores lanzamientos y «Rockaway Beach» es un auténtico himno, no hay discusión posible. Se ha usado en multitud de películas, series y productos de animación. Es, además, el single que más alto ha llegado a aparecer en las listas de éxitos.

Eso sí, no solo de «Rockaway Beach» vive este pedazo de disco, también nos encontramos con «Sheena Is A Punk Rocker» y «Teenage Lobotomy«, dos de las mejores composiciones de la banda a todos los niveles.

7) Pet Sematary (Brain Drain, 1989):

El propio Stephen King, auténtico maestro del terror, encargó a Ramones que compusiese «Pet Semetary» para los títulos de crédito de la adaptación cinematográfica de su novela a la gran pantalla dirigida por Mary Lambert. El autor de Portland es un gran seguidor de Ramones y quería que ellos diesen vida al tema que da título a la película, lo que dio como resultado uno de los mayores éxitos comerciales de la banda al que además acompaña este simpático videoclip que desgraciadamente no incorpora al elenco original de la película.

Desgraciadamente «Brain Drain» tampoco fue elogiado por la crítica pese a incluir grandes temas como «Don’t Bust My Chops» o «Ignorance Is Bliss«, donde la banda recupera parte de sus raíces para ofrecer un punk algo más elaborado pero con mucha garra.

6) Outsider (Subterranean Jungle, 1983):

Si «End Of The Century» supuso un punto de inflexión en la carrera de Ramones, «Subterranean Jungle» acabó de enterrar las expectativas de sus seguidores más extremos. «Psycho Therapy» es el tema más destacable de todo el álbum y puede que sea lo más cercano a la vieja escuela del cuarteto que podemos encontrar en este álbum, pero tengo predilección por la pegadiza «Outsider«, un corte disfrutable que te anima cuando estás de bajón. Éste es, sin duda, uno de los discos más flojos de su etapa ochentera.

5) Judy Is A Punk (Ramones, 1976)

Es una verdadera pena que me haya decidido a incluir únicamente un solo tema de cada álbum porque el debut homónimo es un disco obligatorio para cualquier ser vivo con capacidad de raciocinio. ¿Punk rock? El que no valore un álbum como «Ramones» no es una persona de confianza. «Beat On The Brat«, «Now I Wanna Sniff Some Glue«, «53rd & 3rd» o la sobadísima «Blitzkrieg Bop» son cuatro de los temas que deberían enseñarse en las escuelas como asignatura obligatoria. Pero «Judy«, oh… «Judy Is A Punk» es mi favorita del álbum. Es más, probablemente sea la número uno de mi lista, pero paso de hacer un TOP en orden. «Judy Is A Punk«, estoy enamorado de este tema. Minuto y medio de auténtica actitud.

4) My Brain Is Hanging Upside Down (Bonzo Goes to Bitburg) (Animal Boy, 1986)

Aunque los discos que Ramones editó en los setenta sean mis favoritos, tengo un aprecio incondicional a «Animal Boy» y a «Too Tough To Die«, en parte por la interesante propuesta que ofrecían, lejos de su punk rock convencional, que muestra una evolución lógica del género a aquellas alturas de la década. El tema que da título al propio álbum es una declaración de intenciones, los de Queens no habían abandonado su sonido pero habían madurado como el buen vino, y nos entregaban maravillas como «My Brain Is Hanging Upside Down (Bonzo Goes To Bitburg)» o «Something To Believe In«. Atentos a la baladita de turno, «She Belongs To Me«, es una gozada.

3) Commando (Leave Home, 1977):

Tenía serias dudas entre si escoger «California Sun» o «Commando«, pero la respuesta ha venido pinchando la segunda. Tengo muy buenos recuerdos de ésta canción. El segundo álbum de Ramones está a la altura de su primer lanzamiento, aunque solemos cometer el error de centrarnos en su debut. Degustar «Pinhead» o la susodicha «Commando» es uno de los mayores placeres de la vida, pero hágase con una buena cerveza en la mano.

2) Howling At The Moon (Sha-La-La) (Too Tough To Die, 1984):

No me cansaré de darle vueltas a este temazo mientras viva. Es de aquellos cortes que puedo escuchar hasta ocho o diez veces del tirón, sin cansarme. Luego me pego tiempo sin escucharla, pero cuando vuelvo lo hago a lo grande. Tengo muy buenos recuerdos de este tema y me vienen a la mente imágenes maravillosas de una infancia que ahora queda algo lejos, pero tanto el tema en sí como el propio videoclip son máquinas capaces de transportarte a otro lugar. Que no, «Too Tough To Die» no es «Ramones» ni «Rocket To Russia«, pero me la trae muy floja. Disfrutadlo, que esto es uno de los mayores temas que nos ha dado la música.

1) I Wanna Be Sedated (Road To Ruin, 1978):

Muchos me vais a matar por esta decisión pero «I Wanna Be Sedated» me parece el estandarte de Ramones, el auténtico hit del cuarteto. No es que «Blitzkrieg Bop» no me guste, al contrario, pero creo que la esencia de Ramones se resume a los dos minutos y medio de «I Wanna Be Sedated«. Videoclip molón, un disco redondo y uno de los temas más pegadizos de su carrera. Poco más que añadir, nunca dejéis de escuchar Ramones.

Gabba gabba hey!

Texto: Mario Marín.

Deja un comentario

shares
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Este contenido está protegido por derechos de autor. Si lo deseas, puedes solicitar a nuestro administrador una copia del contenido que necesites descargar. Gracias.
A %d blogueros les gusta esto: